Profe 3000

Denis Salazar – Docente UEB Nuevo Mundo

“El profesor debe ser alguien con quien conversar y que le dé apertura al alumno”

           Desde el año 2000 trabaja como docente, llegando al Colegio Nuevo Mundo en el 2004. Hoy es el Jefe del Área de Matemáticas y Ciencias Digitales de esta unidad educativa.

            “Los alumnos deben disfrutar de la clase”

            Desde que estaba en el colegio que le ha gustado la idea de enseñar. Pero no fue hasta cuando estaba estudiando Ingeniería que se dio cuenta que la docencia era su verdadera vocación.

            Cursando una capacitación en educación, se le quedó grabada una frase de quien realizaba el curso: “Ustedes en sus clases deben hacer que los alumnos disfruten de ella, y así lograr que se sientan los mejores”.

            Para esto, el profesor Salazar usa un método que es conocido como “clases invertidas”, que consiste principalmente en subir documentos generados por él al portal del colegio, para que los alumnos lo lean y puedan preparar la siguiente clase.

            Con el tiempo fue descubriendo que lo que más le motiva es llegar a ser aquel maestro que él siempre quiso tener.

“Siempre me imaginé cuando era adolescente poder tener un profesor con el cual conversar y me diera apertura a las cosas que yo pensaba. Lamentablemente,  eso no se da por parte de todos los docentes”, señala.

     denis 2

          Influyendo en sus estudiantes

            Tiempo atrás, 3 alumnos de 1º Bachillerato se motivaron tanto con la materia de Física que dictaba en ese tiempo, que decidieron estudiar esta disciplina en la universidad, ahora de una forma más científica.

            Hoy en día están estudiando Física en Holanda, Estados Unidos y México, respectivamente. Es más, uno de ellos tiene un sueño que es compartido totalmente por él como docente: “Ser Premio Nobel de Física”.

           

            Accidente automovilístico

            Hace algunos años ya, el profesor Salazar sufrió un grave accidente automovilístico que le provocó una fractura de cráneo, y lo alejó de su trabajo por más de 2 meses.

            El Director de la clínica donde fue trasladado resultó ser abuelo de un exalumno, por lo que él mismo se encargó de la operación a la que fue sometido. Resultando todo un éxito.

            Estando aún convaleciente recibió una cantidad enorme de alumnos y exalumnos que lo fueron a visitar, que incluso provocó que tuvieran que restringir el ingreso de éstos al recinto hospitalario.

            “Fue un cariño tan grande que recibí de la gente, que eso mismo me ayudó muchísimo a recuperarme”, expresa el docente.

            Por último, este apreciado maestro nos deja el siguiente mensaje: “Los chicos deben tener claro que todo el aprendizaje obtenido durante su vida estudiantil son las bases que van a tener para lograr todas las metas que se propongan y así triunfar en la vida”

            “Esto no significa llegar a tener mucho dinero, sino que encontrar paz y felicidad para uno y nuestros seres queridos”, enfatiza.


Profe 3000